viernes, 12 de mayo de 2017

My Gourmet: Los Galgos Bar Notable



Hace unos días fuimos al teatro con amigos. Era un martes y estábamos felices de haber juntado voluntad y salir a transitar la noche porteña (sólo los martes está en cartel, El Loco y La Camisa, una obra que les recomiendo en el bellísimo teatro Picadero).

Apenas salimos del teatro, caminamos por el Pasaje Santos Discépolo y, casi sin querer, terminamos en Los Galgos (Av. Callao 501), uno de los bares notables de la ciudad, fundado en 1930. Había leído mucho sobre su restauración y puesta en valor a fines del 2015. Así que entramos felices y pedimos lo que nos recomendó el mozo, un profesional del oficio de esos que ya casi no hay más: milanesa a caballo y tarta pascualina. De postre: flan casero con dulce de leche.  

En estos días de otoño me inunda una suerte de nostalgia urbana. Elegí vivir cerca del Río Luján y bajo la sombra del sauce, pero muchas veces lamento estar tan lejos de la cantidad de propuestas imperdibles que ofrece este Buenos Aires que me apasiona. Tanto para ver, tanto para hacer y yo acá tan lejos, con esta Panamericana que es un muro de autos, tráfico y distancia...

Si andan por el barrio de San Nicolás, más precisamente por Callao y Lavalle, no duden en hacer una parada por Los Galgos, tomen un vermut, un café de los ricos o una picada (altamente recomendada por la crítica gastronómica) y sentirán el espíritu porteño en su mayor intensidad. 



1 comentario:

Bohemia Vintage dijo...

Hace tanto tiempo que te sigo, por que me interesa leer tu mirada diferente sobre el interiorismo. La búsqueda para mostrar en lo que escribis puntos de vista diversos a través de lugares,profesionales o artistas que conocía o a veces no y me hacen volver a Googlear para descubrir quienes son y muchas veces sorprenderme.
Tu opinión sobre las marcas que venden muebles y objetos para decorar, cuando la mostras les pones claramente tu mirada aunque no siempre sea la mas halagadora....por eso me gusto tanto tu post de Casa FOA ,a la que este año no fui y deje pasar los días, mientras me llegaban comentarios o leía notas en los medios que me terminaron por apagar las ganas de movilizarme hasta el lugar.
Realmente me gusta tu mirada sobre el ámbito de la decoración y para los que nos interesa el tema, es una bocanada de aire fresco ver y leer algo un tanto diferente, entre tanta blogger que no tiene idea de lo que habla o si lo hace es por una moneda igualmente sin saber nada.
Un gusto leerte y si debería entonces devolverte de vez en cuando un comentario, pero sabe que ahí estamos.. Saludos!!